navidad en el mundo

Tradiciones navideñas en el mundo

El 5 de enero es un día lleno de ilusión para todos los españoles, especialmente para los niños. En Navidad, los pequeños repasan cuáles han sido sus mayores trastadas y sus mejores acciones antes de la llegada de los Reyes Magos y, si perciben que la balanza se inclina peligrosamente hacia el lado del carbón, aprovechan los últimos días del año para intentar convencer a Sus Majestades de que han sido buenos y merecen recibir muchos regalos.

Antes de que Melchor, Gaspar y Baltasar nos visiten hay que preparar la casa: abrir un poco la ventana (¡no queremos que tengan dificultades para entrar!), tener listo un cubito de agua para sus camellos, y dejarles bebida y algunos dulces típicos para que Sus Majestades puedan reponer fuerzas. La madrugada del 5 al 6 de enero muchos niños esperan impacientes la llegada de los Reyes, y difícilmente pegan ojo. Saben que en cualquier momento podrían llegar, ¡y no quieren perdérselo!

Si esta tradición es fundamentalmente española, ¿cómo se vive la Navidad fuera de nuestras fronteras? Seguramente conocerás a Papá Noel (e incluso es muy posible que el día 25 de diciembre haya pasado por tu casa), pero hay otras tradiciones menos populares e igualmente mágicas que reparten la ilusión navideña por los hogares de todo el mundo:

  • En Filipinas se celebra el festival de los farolillos gigantes durante el sábado previo a la Nochebuena. Utilizando todo tipo de materiales, e iluminándolos con bombillas, estos farolillos forman un inmenso y colorido caleidoscopio con el que se anuncia la llegada de la Navidad.
  • La Nochebuena en Islandia tiene poco en común con España: tras la cena, los islandeses se reparten los regalos, entre los que siempre se incluye algún libro, ya que es tradición pasar esta noche tan especial disfrutando de una buena lectura refugiados al calor del hogar.
  • En Letonia, al igual que en Islandia, los presentes de Nochebuena también van acompañados de cultura. En este caso, antes de abrir un regalo, niños y mayores han de recitar un poema, ¿no te parece precioso?
  • Los niños alemanes no reciben la visita de los Reyes Magos, pero la noche del 6 de diciembre acude San Nicolás, acompañado de su burrito, para dejarles pequeños regalos como chucherías, juguetes o monedas en sus zapatos.
  • En Colombia, la temporada navideña comienza el Día de las Velitas, y en honor a la Virgen y a la Inmaculada Concepción se colocan velas y farolillos por las calles y en las fachadas de las casas.
  • Los australianos viven una Navidad muy veraniega: van a la playa y organizan una barbacoa con sus familiares y amigos, disfrutando del sol y de las cálidas temperaturas. A ellos también les visita Papá Noel cargado de regalos, pero en la versión australiana Rudolph no es un reno… ¡es un canguro!

Hay mil y una formas diferentes de celebrar la Navidad a lo largo y ancho del globo, pero lo más importante es común en todos los países: ¡vivirla al lado de nuestros seres queridos!