vacaciones en familia

Siete consejos para disfrutar del verano en familia

¡¡Ya está aquí el verano!! ¿No te encanta esta estación llena de chapuzones en la piscina, ropa colorida, fruta de lo más apetecible y muchas horas de luz? Sin embargo, en ocasiones, el verano también puede causarnos cierto estrés: el calor no ayuda a conciliar el sueño, cuadrar planes de viaje con los amigos o la familia puede ser complicado, y tener a los niños bien atendidos a lo largo de sus dos meses de vacaciones no siempre es factible.

En El Almendro nos gusta ver el vaso medio lleno, o ir directamente a por la jarra de agua y llenarlo nosotros mismos, y por eso queremos dejarte unos consejos muy sencillos para que los apliques en tu día a día veraniego y disfrutes al máximo junto a las personas que más quieres:

  • Sal de la rutina: échate esa siesta que tanto te pide el cuerpo, da un paseo después de cenar, explora alguna parte de tu ciudad que no conozcas… En vacaciones, o si tienes jornada intensiva, disfrutas de mucho más tiempo libre, así que no tienes excusas para no salir de tu zona de confort.

 

  • Apaga tu Tablet, desconecta el móvil, deja para más tarde los emails de trabajo…Retoma un estilo de vida más saludable, en el que la conexión con tus amigos y familia sea cara a cara.

 

  • En vacaciones tenemos la tentación de hacer muchas cosas: llenar la agenda de planes con amigos a los que no podemos ver a menudo, visitar ocho ciudades en cinco días, recorrer todos los festivales de música que estén a 400 kilómetros a la redonda,… Es normal que queramos “aprovechar” el tiempo, pero no olvides que las vacaciones también son ideales para descansar, cuidarte y cargar las pilas. Duerme, come sano y relájate, ¡que te lo mereces!

 

  • Integra a los peques de la casa en las vacaciones. Ellos también tienen ganas de hacer planes, así que de vez en cuando está bien que sean ellos quienes decidan si quieren ir a la playa o prefieren pasar el día en el parque de atracciones.

 

  • Disfruta de las cosas sencillas: una siesta en la hamaca, un delicioso helado de turrón en una tarde calurosa, una caña con los amigos en una terraza,… El verano está lleno de pequeños instantes de felicidad plena, ¡saboréalos!

 

  • Aprovecha tus talentos. Dedica tiempo a practicar ese deporte que tanto te gusta, a tocar ese instrumento que se te resiste, a desarrollar tus habilidades culinarias,…¡quizá acabes descubriendo un pasatiempo para el resto del año! Y si alguna de estas habilidades puedes desarrollarla en familia, ¡aún mejor!

 

  • Piensa en alguna actividad diaria que podáis hacer en familia: practicad un deporte de equipo como el vóley-playa, id al cine de verano, haced una escapada a otra ciudad, divertíos con un juego de mesa tras cenar,…¡hay infinidad de planes que podéis hacer juntos!

 

Además, si durante el año estás lejos de los tuyos, lo mejor que puedes hacer es imitar al turrón de El Almendro: ¡vuelve a casa!